Terapia de Grupo

Artículo en Gestalt, PREGUNTAS, Psicologia, Terapia por publicado el 21 octubre, 2011 0 Comentarios

El grupo de crecimiento es una gran oportunidad para el desarrollo humano. Proporciona a los participantes del grupo contenidos y herramientas para mejorar su calidad de vida. Además, el grupo terapéutico dota a sus miembros de recursos mentales y emocionales adaptativos para el cambio y aumenta la autonomía y el crecimiento personal a nivel individual, evitando la cronificación y la disminución sintomatología en las áreas afectadas por los conflictos.

El espacio grupal enriquece la experiencia, ya que cada miembro y participante es una piedra preciosa que aporta su riqueza en recursos internos , riqueza que al ser vivencial, se multiplica. Es un encuentro para estimular la propia conciencia de sí mismo en el aquí y ahora y en relación a los demás, donde recuperar la autovaloración y la aceptación de la vida.  A partir de la dinámica de grupo, descubrimos más opciones de comportamiento que las que nos resultan habituales y con las que estamos identificados. Desarrollamos así una mejor relación a los demás.

El enfoque gestáltico: Visión holística de los grupos, el todo es más que la suma de las partes. El conducir un grupo de este tipo es un arte, como lo es el dirigir la orquesta para el que no todos están dotados. Se requiere de una capacidad de organización y visión grupal que le permite optimizar los ritmos, contenidos y tiempos grupales. Integra las dimensiones sensorial, afectiva, intelectual, social y espiritual del ser humano.

La Gestalt pone el acento en el aquí y ahora; rehabilita la expresión de la emoción y del cuerpo; favorece un contacto auténtico con los demás, así como la creatividad en el contacto del organismo con el ambiente. Nos ayuda a comprender los mecanismos que nos llevan a conductas repetitivas e insatisfactorias. Nos permite experimentar cómo interrumpimos el logro de nuestras necesidades. Nos ayuda a encontrar nuevas soluciones, a ser responsables, concientes, presentes. Es decir, a rescatar nuestro poder. Me ayuda a conocerme mejor, y aceptarme tal como soy.  La gestalt facilita el florecimiento del ser.

El grupo es un excelente escenario para explorar. Aquí, en el grupo, al participante le sucede lo mismo que se encuentra en la calle, y si el trabajo resulta, uno puede ir un poco más lejos de lo que se permite en su vida cuotidiana. La diferencia es que aquí la tarea es poner conciencia en lo que a uno le sucede y responsabilizarse.

Los objetivos de la Gestalt son: Pasar del apoyo externo al autoapoyo. Aprender a darse cuenta de lo que hace y cómo lo hace (auto-responsabilidad). Lograr la mayor integración posible, ya que esto facilita el crecimiento y desarrollo del individuo. Fomentar en la persona una actitud activa y responsable que le permita aprender a observar sus conductas y a experimentar otras nuevas. En lo que se refiere al proceso, éste no es un producto terminado sino que ha generado una persona que ha aprendido a desarrollar el “darse cuenta” que necesita para solucionar sus propios problemas.

Nos concentramos en cómo la propia fuerza de la persona o del sistema crea ciertas partes negadas (o escondidas) que deben ser descubiertas y reintegradas a su vida interior.  Enseñamos, alentamos y apoyamos la experimentación que moviliza a la persona/sistema más allá de su actual estancamiento o funcionamiento limitado.Todo encuentro es potencialmente un trabajo de arte, que beneficia a quien cree tener problemas y a quien cree no tenerlos. La gestalt tiene una integridad en desarrollo. El trabajo de nuestra vida es que lleguemos a ser individuos interdependientes y a la vez autónomos.Proporciona claves para el crecimiento y desarrollo personal integral de los miembros del grupo. Ofrecer un espacio para el encuentro consciente. Las relaciones humanas son una fuente directa y clara, reveladora de la  realidad personal. Gracias a la energía grupal -a diferencia de otros trabajos individuales- los demás se muestran como espejos de nosotros mismos, aportándonos una valiosa perspectiva. Crítica y juicio son sustituidos por observación y comprensión.

El Grupo supervisado se convierte así en un espacio mágico para el descubrimiento personal, y para activar la propia valoración y autoestima.Hay respeto al ritmo y nivel de implicación de las personas dentro del grupo, uno puede empezar como un simple observador y desde ahí avanzar sin exigencia alguna, es una travesía en libertad. Los contenidos y el clima de intimidad y calidez humana –mayor de lo habitual- reconfortan a los participantes. Es un espacio para compartir si se desea, desde viejas heridas a nuestro sentir más presente, o simplemente para observar y experimentar, como cada la persona elija en cada momento. El enfoque es vivencial –práctico- no exento de perspectiva, aportada tanto por el guía grupal como por el resto del grupo.

Una de nuestras actividades regulares semanales que hacemos desde hace años son los grupos de crecimiento: puedes conocer más en el siguiente enlace: Espacio Grupal.

La Gestalt está encuadrada en el movimiento de la Psicología Humanista, comparte con el mismo la visión esperanzada del ser humano que tiende a su autorrealización, no como individuo patologizado sino con recursos saludables para su desarrollo óptimo en el aquí y ahora: un tiempo presente y puntual, despojado de absolutos e inmerso en una situación interrelacional con los otros y con el mundo. La Gestalt tiene muchas influencias: el teatro y el psicodrama, el pensamiento fenomenológico y existencialista, Orientalismo, Espiritualidad, Meditación, El zen, etc.

logo_sidebar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


× tres = 18

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Sabiduría es saber distinguir entre lo que necesita demostración y lo que no lo necesita (Aristóteles)