Confiar

Artículo en Claves, Confianza, DESTACADOS, DIVERSOS, Valor por publicado el 18 enero, 2012 0 Comentarios

confiar

 

La clave es elegir entre dudar o confiar: no hay mucho que hacer, da un simple paso con confianza y las cosas empezarán a suceder. Un simple paso hacia la confianza es el mayor y más arduo viaje. El simple paso desde la duda hacia la confianza es muy grande. Un día u otro, uno ha de darlo, porque la duda promete pero nunca cumple, sólo promete. La confianza no promete…pero una vez que entras en ella sales de la parálisis y aparece la oportunidad real.

Si sientes que es verdad, actúa de acuerdo con ello, inmediatamente, porque la mente es astuta, la mayor astucia de la mente es posponer. La intuición es un saber que sabe y cuando la mente interfiere con dudas lo perdemos.

Nunca pospongas algo sólo porque parezca incómodo. Puede ser así sólo en tu mente. Pero si lo fuera en la experiencia real, sentirás una profunda satisfacción cuando lo hayas terminado.

 

Los sabios transmiten que existen tres obstáculos para dar el paso para hacer algo o ir a algún sitio: No querer ir o no tener el deseo de ir allí, ir por el camino que no lleva allí, y por último, dudar y mantenerse en la duda o desconfianza, que nos divide y paraliza. Si alimentamos la duda dando validez a las excusas de la mente: que no somos capaces, que no va a funcionar o servir….entonces, perderemos la oportunidad.

 

TENER EL VALOR DE IR MAS ALLA – Por Stuart Wilde

“Tener el valor de ir más allá”, es el acto de relajarse y permitir que tu vida entre en un fluir libre y espontáneo. Esto conlleva más confianza y: aceptar la vida tal y como te la encuentras, en vez de intentar encuadrarla en un patrón preconcebido y enfadarse cuando las cosas no son como esperamos.

El ego es por naturaleza resistente a dejarse fluir. Quiere aferrarse a su sentimiento de poder y dominar tu vida y las vidas de los demás. Necesita del control porque se siente inseguro.

La clave es la confianza. Tienes que tener la valentía de tomar una idea, actividad, persona, y poder confiar antes de que tengas alguna prueba real de que la energía está allí para tí, o de que la idea funcionará. Has de dejar ir ese mal hábito intelectual que dice que tu personalidad siempre sabe más. Las cosas más importantes requieren de confianza y de tener el valor de dar el primer paso sin exigir a cambio seguridad absoluta o resultados a priori. Si no te dejas ir un poco, tu ego-personalidad bloqueará constantemente tu poder interior.

No importa si, al principio, te vienen cosas un poco mezcladas, si no estás seguro. Tienes que empezar desde algún punto, esa es la importancia de dar el primer paso. Si tienes poca o ninguna resistencia, estarás bien; si te resistes y luchas, dolerá. Así que sé valiente. Permítete ser vulnerable. Deja a un lado la insistente psicología de la evitación que sufre la mayoría de la gente. En vez de eso penetra en la intensa belleza de moverte y fluir sin saber necesariamente cómo llegarás allí. Pero anda y avanza. Confía, Confía.

 ”La fe ve lo invisible, cree lo increible y recibe lo imposible”

Confianza

A veces parece

que todos los caminos se cierran,

que la noche es eterna,

que el invierno ha congelado los corazones,

que no existen más rosas,

que tu destino son las lágrimas,

que no hay sino soledad para tí,

que han desaparecido las estrellas,

que la sonrisa se apagó sobre la tierra,

que los días son cortos y lluviosos,

que las noches son interminables y sin luna,

que no hay espacio alguno para tus pies,

que no hay salida en la calle de tu vida,

que la indiferencia y la desilusión aprisionan tu corazón …

 

Pero aún entonces puedes confiar

que tú eres un camino eterno y abierto,

que tu eres un día luminoso,

que en tu alma no hay estaciones,

sólo las hay en tu mente,

que hasta en el desierto más árido y seco hay una flor,

que las lágrimas, como el agua, dan vida y fecundidad,

 

que tú eres el mejor amigo de ti mismo,

que tu alma es un cielo lleno de luz y de estrellas,

que dentro de tí el rostro de la vida sonríe,

que en ti está el sol radiante,

solo es noche si le das la espalda,

que el mundo es ancho y no ajeno,

sino tuyo porque tú eres el mundo,

que norte, sur, este y oeste son punto para tu elección,

que tu eres amor pleno.

Ten confianza porque aunque tu mente

te hable de puertas cerradas y de soledad,

ése es un engaño temporal y pasajero.

Tu estás destinado a ser luz

para muchos que necesitan de tu luz y de tu amor.

No te quedes cerrado en tu rincón.

(Darío Lostado)

logo_sidebar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− 7 = dos

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Sabiduría es saber distinguir entre lo que necesita demostración y lo que no lo necesita (Aristóteles)